Prensa
2017-10-24

Tudela repite por segunda vez como escenario de Navarra, Tierra de Cine

Tudela tiene una luz magnífica y presenta contrastes urbanos, naturales y humanos de gran personalidad

Javier Gómez - Vidal, concejal de cultura de Tudela, nos explica en esta entrevista los principales atractivos turísticos de la capital ribera. Situada a 94 kilómetros de Pamplona, es la segunda ciudad más poblada de la Comunidad Foral, y centro económico y comercial de la Ribera. Cuenta con una amplia oferta turística de calidad, como su catedral, el Palacio del Marqués de Huarte o la Casa del Almirante, combinada con la gastronómica, donde son típicos los cogollos de Tudela. 


Tudela participa por segundo año consecutivo en el certamen, ¿por qué cree que su localidad es un escenario de cine?

Porque conserva muy bien el ‘escenario’ para cualquier tipo de rodaje; tiene una luz magnífica y presenta contrastes urbanos, naturales y humanos de gran personalidad y caracterización. Aparte de su riqueza monumental y paisajística.

¿Podría definir en pocas palabras los principales rasgos que definen su localidad?

Tiene una rica historia que se refleja en sus calles, sus monumentos, sus rincones. La geografía y el paisaje son muy particulares y han conformado un tipo urbano, -el ribero- que mantiene su personalidad a pesar que Tudela ha recibido el fenómeno de la inmigración como el resto de localidades. Esto transforma el carácter social de la ciudad y la enriquece con las variadas aportaciones que está recibiendo.

Explíquenos brevemente la selección de hitos que propone Tudela.

En primer lugar, destacamos la riqueza monumental de Tudela, consecuencia de su gran influencia histórica: el puente sobre el Ebro, la Catedral, la Magdalena, el abigarrado casco antiguo, (fruto de la cohabitación de tres culturas), el ensanche barroco de la plaza de los Fueros y la variedad de palacios, iglesias y conventos de este estilo. Así como el contraste con las nuevas urbanizaciones y la estética de los polígonos industriales. Sin olvidar el paisaje: La Mejana como elemento sustancial de los cultivos hortelanos típicos de Tudela. Y en las proximidades, la fresca amenidad de El Bocal en contraste con la seca aridez de Las Bardenas. 

Tenemos destacados personajes con relieve histórico y artístico y hechos históricos dignos de mención como nuestra historia medieval, rica en convivencias de la que debemos aprender, los tristes episodios de la Guerra de la Independencia o la más reciente de la Guerra Civil; o acontecimientos sustanciales, como la inauguración del ferrocarril en 1860 y la instalación de las factorías azucareras a comienzos del siglo XX.

Si tuviera que seleccionar un hito que a su juicio no debería faltar, ¿cuál sería? 

La Catedral; el Casco Antiguo; La Mejana; el río Ebro y el puente; las vistas desde el Corazón de Jesús tanto hacia la Mejana y Bardena como hacia Moncayo.

¿Podría contar alguna curiosidad o dato desconocido de alguno de sus hitos escogidos?

La descripción del cuadro de personajes de la Plaza de los Fueros por Bécquer en la primera de las “Cartas desde mi celda”, su almuerzo en el Hotel, ahora Remigio, y los personajes que suben a la diligencia que les lleva a Tarazona. 

Por último, el terrible incendio del armazón de madera de la torre de la catedral en el siglo XVII. El desbordamiento del Queiles a finales del siglo XIX, destruyendo gran parte de las casas.

Organiza:

Colaboración Especial:

Medio Oficial:

Colabora:

Ayuntamientos:

Alojamiento colaborador: